Lotería de Navidad

Lotería de Navidad, ¿te ha tocado el gordo y no sabes qué hacer con el premio? Aquí te explicamos lo que «sí» debes hacer

No todo el mundo está preparado para ser millonario, y mucho menos si este cambio se produce de la noche para la mañana. Ya sea en formato décimo, íntegro o en participaciones (o lo que está de moda, compartir décimos por WhatsApp), obtener mucho dinero de golpe y porrazo puede acarrearnos un serio trastorno psicológico, e incluso arruinarnos la vida; ser rico es muy difícil, y el común de los mortales no está entrenado. Seguro que no piensas así, pero créeme, no lo estás; y como reza el dicho: «un tonto y su dinero no duran mucho tiempo juntos». No te preocupes, con nuestra guía básica de consejos alcanzarás el éxito.

Hoy comienza la Navidad, hoy es día 22 de diciembre, y como todos los años es el día de la Lotería de Navidad. Tras el sorteo, se puede decir que no solo arrancan las fiestas más dulces y entrañables de todo el calendario, sino que además, supone la posibilidad de que todos tus sueños se hagan realidad; si te ha tocado el gordo, se entiende. Y quizás ya estés pensando en comprarte un coche pulposo, como el Ford Mustang 2015 o en disfrutar el fin de año en algún estrambótico destino: Spitbank Fort: Vacaciones en un fuerte militar. O quizás..., no tengas ni idea de cómo gastar tu dinero.

El problema es que en la mayoría de las ocasiones uno ni sabe lo que quiere, ni sabe cómo proceder. Uno siempre está acostumbrado a las charlas de bar, a arreglar el mundo con tópicos y demás conversaciones sin sentido, y poco más. Antes de que te lances como un poseso a comprar los regalos de navidad en tiendas como Amazon (ideas para regalar en Navidad y en Reyes), te voy a dar 10 consejos que debes seguir a rajatabla, y debes hacerlo el mismo día 22, justo después de convertirte en millonario. El tiempo corre en tu contra, así que espabila y no vaciles.

1. El selfie. Hazte uno con el décimo premiado y, lo primero y más importante, publícalo en Facebook, Twitter, y demás redes sociales. No te preocupes, nadie te creerá y tú te sentirás mucho mejor. De ser posible, busca las cámaras de televisión y disfruta de tu minuto de gloria. No todos los días tendrás la oportunidad de salir en las noticias por algo que no sea una desgracia. Además, no hay nada más difícil como guardar semejante secreto. Si no se lo cuentas a nadie el «ansia» acabará contigo en pocos días. No lo olvides, jamás mantengas el anonimato, esto es lo peor que puedes hacer.

2. El jefe. No te reprimas. Si estás en el trabajo salta, grita, e insulta a tu jefe como siempre has soñado. Si estás en la calle, corre, corre todo lo que puedas, cantando y gritando, luego cálmate, y llama a tu jefe. Es crucial que esto lo hagas cuanto antes, justo a los pocos minutos de sentirte agraciado, así tus reacciones serán de lo más naturales y nunca te arrepentirás de no haber dicho esto o lo otro. Los insultos en caliente gozan de una locuacidad, una verborrea única e inigualable. Aquí lo ideal, si has seguido los consejos del punto uno, es que hagas esto delante de las cámaras de televisión, así no solo te ahorras la llamada, sino que además no habrá duda alguna de que te hallabas..., digamos que fuera de tus cabales, por si acaso.

3. Amor, dulce amor. Lo primero siempre es llamar al jefe, y tras mandarlo a donde se merece, llama a tu ex pareja, o aquella que te gustaría que lo fuese pero que nunca te dejó ir más allá de la friendzone. La llamas y le cantas el gordo como si fueses un niño cantor de San Idelfonso. Repítelo varias veces, cada vez con más fuerza. Por supuesto, nada mejor que hacer esto junto con el punto uno. No te preocupes por las cámaras, seguro que no tienen prisa por dejar de grabarte.

4. El banco. Ha llegado el momento de poner el décimo a salvo. Ahora sí, asegúrate que lo tienes donde lo has dejado, en caso de que no lo lleves encima, y asegúrate que en realidad te ha tocado, y entonces, lo pones a buen recaudo, es decir, deposítalo en la oficina bancaria más próxima, la de tu barrio, la de toda la vida. La cercanía y la familiaridad es lo más importante; necesitas gente en la que confiar. Y que te de un recibo a cuenta, así ya puedes empezar a gastar.

5. Cambia de coche. El dinero pierde valor muy rápido, así que debes invertirlo cuanto antes. No dejes pasar ni un minuto, ni te comas la cabeza con cosas raras en las que dilapidar cuartos de forma innecesaria. Lo primero que debes hacer es comprarte un coche. Déjate de trapalladas, llevas toda tu vida siendo un jodido pringado y ahora tienes la oportunidad de ser un señor. Sí, cómprate un Mercedes, un Porsche o un Bmw. O mejor aún, cómprate dos. No te preocupes, ya sabemos que no tienes garaje para tanto vehículo, pero eso lo arreglamos en el siguiente punto. Y si no tienen ninguno en stock, y han de encargártelos, exige uno de exposición. Recuerda que debes saludar a tu ex en persona, la del punto 3. Algo me dice que estará esperándote a la puerta casa.

6. El piso, que no falte. Tras abandonar el concesionario, acércate a una inmobiliaria, y cómprate un piso. Vete a lo seguro, que sea céntrico y soleado. Orientación éste, para gozar del sol naciente, dilo así y además quedarás como un entendido, y no como un gañán sacado de una película de Paco Martínez Soria. Debes comenzar a cuidar tu imagen, sobre todo después de haberte dado un baño de multitudes ante las cámaras de televisión.

7. Piensa y planifica. Ahora serénate, llama a tu mujer (o a tu madre si estás soltero), y haz cuentas. Es fundamental que tu familia no sepa nada hasta que, al menos, hayas llegado a este punto. Bien, puede que te hayas pasado con los gastos, el gordo de navidad supone un premio de 400.000 euros, pero hay que descontar impuestos. En realidad solo te han tocado 320.000 euros. ¿Cuánto te queda?

8. Invierte, que algo queda. Vale, no te queda nada, o casi nada. La euforia pudo contigo, pero no te preocupes. Acércate a otro banco, y pon como avales todo lo que acabas de comprar (enséñales los recibos), piso, coches, y hasta la fotocopia del décimo premiado por si cuela (lo más probable es que no, ya te aviso). Pide un préstamo e inviértelo todo en bolsa. Compra acciones de, por ejemplo, Abengoa, Arcelor mittal, y OHL, son la inversión estrella de este año. En unos meses sería como si te tocase nuevamente el gordo, y encima cobrarás dividendos de por vida.

9. Saca los Donettes. Ahora Llama a tus amigos de confianza. Bueno, no creo que sea necesario, seguro que ya están todos a la puerta de tu casa, junto con varias de tus amigas «friendzone», y sé generoso con ellos. No existe mayor felicidad que la compartida. Invítalos a cenar, y háblales del barco que ya tienes encargado. Sí, tienes que comprarte un barco, no te preocupes, ya lo pagarás con lo que saques de tus acciones de Abengoa o Arcelor Mittal.

10. Relájate y disfruta. Ahora respira tranquilo. No existe nada más terrible que verse millonario y no poder presumir de ello, sentir que tus amistades crecen como una infección de parásitos, garrapatas dispuestas a chuparte hasta el último céntimo. No te preocupes, ahora nadie podrá robarte, nadie podrá aprovecharse de ti, y además, habrás hecho lo correcto. Y no olvides llamar a tu jefe, y decirle que todo era una broma. Ya se sabe, lo cortés no quita lo valiente. Eso, o desempolvar la cartilla del paro.

Si has seguido todos mis consejos, entonces pronto estarás disfrutando de una jubilación dorada y anticipada, y no estaría de más que te acordases de mí. Basta con que tengas a bien comprar alguno de los títulos, novelas pulp que ha editado nuestra editorial hermana: Novelas Pulp Amazon. Además, ahora que has dejado de trabajar, seguro que te sobra tiempo libre, ¿verdad? De lo contrario, si no te ha tocado nada, ya sabes... ¡sigue soñando, como yo!

Gente en la conversación

  • Lamentablemente no me ha tocado la lotería, tanta papeleta para nada, mira que no haber nacido en Roquetas de Mar, ahora sería millonario. Con mi suerte, seguro que el año que viene toca en una lugar llamado Hollow City y a mí no me cae premio. Pero para los afortunados yo añadiría un punto más, el de invertir en cosas pulposas como Diseños de Máquinas del Tiempo, Empresas de Armamento Futurista, El Suero del Hombre Invisible y demás cosas útiles. ¿Quien no querría una buena pistola láser para probarla con el jefe o la ex-pareja? :p

  • Jajaja, aún queda Reyes! :)