Facebook es más que una red social, ahora es una red de drones. Comprará Titan Aerospace por 60 millones de dólares

Primero fue el gigante Amazon quien protagonizó la sección de excentricidades de todos los rotativos, y ahora le toca el turno a Facebook, y ambos casos por el mismo motivo: La utilización de drones. No hace falta ir muy atrás en el recuerdo para disfrutar de los primeros drones en películas de ciencia ficción, como por ejemplo Terminator, dirigidos en este caso por la subversiva Skynet. Sin embargo, los drones han dejado de ser un producto de la fantasía para convertirse en realidad, y, como suele ser habitual en estos casos, dicho avance tecnológico proviene de la industria armamentística. En los últimos años estos aviones no tripulados y de reducido tamaño han pasado de ser toscas marionetas en el aire, únicamente útiles para actividades de espionaje y reconocimiento, a sofisticados ingenios bélicos, armados hasta los dientes, y capaces de maniobrar sobre un portaviones de forma autónoma: EEUU logra el primer drone totalmente autónomo. Ahora, cuando los drones ya comienzan a ser más que habituales, pasan a resultar también útiles a efectos civiles. Amazon ya dijo que pensaba utilizarlos para distribuir sus productos, y ahora Facebook anuncia que con ellos llevará internet al tercer mundo; casi nada.

Utilizar drones para permitir el acceso a internet desde el tercer mundo, o zonas aisladas, a priori suena descabellado. Ni esta opción, ni la opción con la que está trabajando Google en base a globos aerostáticos, creo que sean alternativas viables; aunque yo de esto poco o nada sé, claro está. A mi pobre entender, como no sea mediante el uso de satélites, lo que son globos y drones, pues no acabo de entenderlo. El uso que Amazon tiene pensando darle a estos drones, aunque en teoría mucho más fantasioso, si que tiene una base lógica. Utilizar drones sería lo máximo en mensajería y transporte de paquetes. Estés donde estés, el drone te busca, te localiza, y te lo entrega. Que te has ido de vacaciones al pueblo y no hay nadie en casa ¡no problema! El drone irá en busca tuya, ya sea por GPS o rastreando tu ADN, pero te encontrará. Esto es, así a grandes rasgos, lo que Jeff Bezos (el jefazo de Amazon) presentó como Proyecto PrimeAir.

El dato significativo es que las dos terceras partes del globo terráqueo están desconectadas de internet, y Facebook, empresa que ahora cotiza en bolsa, necesita crecer sí o sí, además de renovarse, y no sucumbir al olvido tal y como le sucedió a otro gigante de las redes sociales: MySpace. Puesto que para crecer es necesario invertir, el departamento de compras de Facebook ya le ha echado el ojo a una más que posible adquisición: Titan Aerospace, una empresa norteamericana que, entre otras cosas, se dedica a la fabricación de drones impulsados por energía solar. La idea es utilizar estos drones para proporcionar conectividad a la red en países en vías de desarrollo. Ahora bien ¿solo podrás conectarte a internet de día? Bromas aparte, ellos sabrán cómo implementar el sistema de una forma efectiva, o al menos eso debemos presuponer,  habida cuenta del coste que se maneja para la operación, unos 60 millones de dólares, más o menos (nos referimos solo a la adquisición).

Como se suele decir, quien mucho abarca, poco aprieta. Esa necesidad imperiosa que parece mostrar el cara-libro por anexionarse todos los perfiles que todavía están desconectados de la red, sean del país que sean, igual no es cosa buena. Facebook no lo es todo en la vida, y quizás deberían preocuparse más por innovar el servicio que por captar más perfiles, a cualquier precio. O incluso preocuparse por la veracidad de los que ahora existen, pues la gran mayoría son falsos. También es de suponer que si Facebook hace esto, sus rivales directos, como son Twitter o Google+, no se quedarán de brazos cruzados. Bueno, Google ya hemos dicho que trabaja en una alternativa basada en globos lanzados a la estratosfera, pero… ¿y Twitter? ¿En qué estarán pensando sus ingenieros? ¿Qué otra excentricidad se traerán entre manos?

Ya me imagino una profesión de futuro, o más bien, una distopía al uso donde el mundo estará gobernado por mega corporaciones, como Facebook, Twitter, o Google, y los drones en cuestión irán repletos de armamento para defenderse de las corporaciones rivales.  Todo por la supremacía de la red. Hasta que las máquinas se revelen, claro está. Ya veremos cómo se desenvuelven los acontecimientos, y en el corto plazo, a ver qué se le ocurre a Twitter para contrarrestar el efecto de los drones.

Fuente: nbcnews.com

  • No se han encontrado comentarios