Spitbank Fort

Eres pulp, y los hoteles convencionales no son lo tuyo, ¿verdad? Un fuerte militar sería una buena alternativa

Tal y como adelantamos en la intro, lo de pasar unas vacaciones en un fuerte militar es de lo más pulp, es cierto, solo que en esta ocasión hay un pequeño problema, y es el precio. Como todo en la vida, habrá gente pulp con los bolsillos llenos de telarañas, o incluso de arañas como mascotas, mientras que otros, tendrán un fábrica de dólares, y esto es lo que vas  a necesitar si quieres pasar uno días en Spitbank Fort. Hablamos de una fortaleza flotante, construida por los ingleses en 1878, y que se encuentra a una milla de la costa, entre el puerto de Portsmouth y la isla de Wright.

Esta fortaleza, con paredes de seis metros de grosor, se ha reconvertido en hotel de lujo. En su día se levantó para hacerle frente a una hipotética invasión francesa, algo que nunca llegó a suceder. Estuvo en servicio hasta el año 1956, hasta que dejó de tener utilidad, entre otras cosas debido al avance tecnológico del armamento de guerra, y fue entonces cuando el Departamento de Defensa decidió desprenderse de la fortaleza, dejándola en manos privadas.

A la fortaleza solo es posible acceder en barco, y es relativamente pequeña. Aun así, da de sobra para una fiesta por todo lo alto. Los propietarios han acondicionado un total de nueve suites, piscina climatizada, y todo tipo de espacios recreativos. Aunque lo más atractivo es la esencia castrense que ruzuma por los cuatro costados, puesto que se han preservado todos los elementos característicos de la fortaleza. Un espacio que en origen albergaba una dotación de 150 soldados, y que ahora únicamente acomoda a 18 huspedes. Un encalve ideal para celebrar tu fiesta de cumpleaños, tu boda, rodar una película gore, o incluso un funeral, con las cenizas al viento. Pero no, no podrás usar los cañones para bombardear a tu antojo, es de suponer que estarán inutilizados.

Todo ello por un módico precio de 800 euros la habitación doble, o, si lo prefieres, toda la isla por tan solo unos miserables 6.500 euros al día.

Evidentemente esta propuesta está pensada para gente pulp con pasta, y si no es tu caso, tienes dos opciones. O bien esperas a un próximo artículo, donde te presentemos una excursión un poco más barata (algo así como un reactor acondicionado en Chernóbil), o, simplemente asaltas Spitbank Fort, que seguro es más divertido.

Web Oficial: Spitbank Fort

Gente en la conversación

  • Menudo palacio, yo también quiero uno. Lo malo es si viene un monstruo marino y se lo come, ja ja. 6.500 € al día, eso no es nada para unos escritores talentosos como nosotros a los que en el futuro se nos escurrirá la pasta por los bolsillos (de momento solo tengo arena, :-) ).

  • Tu deja, que desde ahí pienso dominar el mundo, ésa será mi base secreta..., ups, ahora ya no es secreta, mierda :(